¿Qué opciones tienen los mayores de 65 años que quieren una hipoteca?

En un artículo publicado por C.García-Pando en el portal web Pisos.com se apunta como en la actualidad las personas mayores de 65 años pueden resultar un cliente muy atractivo para bancos y cajas dada la actual inestabilidad económica y laboral del país:

Muchas personas en edad de trabajar actualmente dependen de sus padres. No son ya sorprendentes los casos en que una persona que ya ha superado la treintena tiene que volverse a vivir a su antigua casa familiar porque le han echado del trabajo. Con una tasa de paro que ya supera el 25% y con muchos hogares con todos sus miembros activos desempleados, -que ya se cuentan en 1,7 millones-, los más mayores se han convertido en muchos casos en el principal sustento económico.

Sus ingresos mensuales entran de forma mucho más regular y constante que el salario que puedan traer el resto de la familia perteneciente a la población activa. De hecho, muchos de ellos pueden haber labrado un patrimonio durante toda su vida laboral o haber ahorrado bastante como para invertir en una nueva vivienda. “Las personas mayores el tema inmobiliario lo suelen tener resuelto, es decir, sus hipotecas pagadas y los pisos en propiedad”, asegura Alberto Álvarez, del departamento de comunicación de Unión Democrática de Jubilados y Pensionistas de España, “por otra parte, el colectivo generalmente está bien informado, o busca asesoramiento en temas de tanta importancia”. Comprarse una vivienda en la playa o en la montaña para pasar el resto de su vida en un retiro deseado, o incluso, financiar la vivienda de sus hijos son algunas de las razones más probables que tendrían para contratar un crédito con el banco.

No obstante, con la inestabilidad laboral y la reducción de las oportunidades, los bancos ya no dan préstamos, y menos hipotecarios, tan fácilmente. Las cifras hablan por sí solas. Tras dar créditos a ‘diestro y siniestro’ durante la época de ‘boom’ a personas con un alto perfil de riesgo, ahora las restricciones se han recrudecido hasta cederse en octubre de 2012 el número de hipotecas más bajo de la serie histórica iniciada en 2003.

Los jubilados, ‘suculentos’ clientes

Con la crisis, la tercera edad ha superado a los jóvenes en capacidad de gasto. Es más, comparando la última encuesta de estructura salarial (EES) con el salario medio de un trabajador común, se observa que cada vez se acerca más a la renta de los jubilados el salario medio mensual de un trabajador medio, rondando ambos los 1.000 euros de media. Por eso, cada vez más las entidades financieras miran con mejores ojos a los mayores de 65 años o a los prejubilados, que se perfilan cada vez más como un público objetivo donde pueden colocar sus productos financieros, y entre ellos, también incluidos sus propios inmuebles.

“Los jubilados son muy valorados por las entidades financieras por disponer de un ingreso estable y en principio seguro. Lo que les asimiliaría a los funcionarios”, explica Sergio Fernández, director de negocio de Bankimia, comparador online de productos financieros. “Sus ingresos están garantizados y no están sometidos al riesgo del paro”, apunta, por su parte, Luis Javaloyes, director general de la Agencia Negociadora de Productos Bancarios. “Ahora se está produciendo un caso interesante”, comenta, por su lado, Álvarez, “muchas cajas de ahorro intervenidas con mayoría de clientes mayores con sus pensiones domiciliadas, al pasar a ser bancos han entrado en una dura competencia para ver quién se queda con este suculento trozo del pastel”.

No obstante, a pesar de su solidez económica, el mayor impedimento y el aspecto que más tienen en cuenta los bancos, que además, incrementa el precio de este crédito, es, como no podía ser otra cosa, la edad. “Para empezar, la edad limita el plazo al cual pueden solicitar financiación”, añaden desde Bankimia. Asimismo, Javaloyes añade la no embargabilidad de las pensiones, pues “éstos son elementos que no favorecen la ponderación del riesgo para las entidades financieras”.

Hipotecas cortas y caras

En general, el límite al que se concede una hipoteca está en que ninguno de los titulares traspase entre los 75 y los 80 años al finalizar el plazo de amortización. Por eso, en el caso de que un jubilado quiera comprarse una casa por medio de una hipoteca común ésta no podría tener sobrepasar los 15 años, lo que, entre otras cosas, dejaría unas cuotas mensuales más elevadas. Normalmente y de forma recomendable, éstas no deberían absorber más del 40% de sus ingresos. En la práctica, los prejubilados suelen ser los más atrevidos con los préstamos hipotecados y los que más opciones tienen para que el banco se la conceda. “La edad más común en que estas personas de la tercera edad suelen solicitar una hipoteca oscila entre los 55 y 65 años, de perfil socio-económico medio, que han tenido una vida profesional de cierta cualificación y que están cobrando en los tramos altos de pensión”, afirma el director general de la Agencia Negociadora.

Por eso, los requisitos que debe tener en cuenta este tipo de cliente a la hora de solicitar un préstamo es, en primer lugar, tener ahorrado la máxima cantidad posible para dar la entrada del inmueble, ya que tendrá de forma más garantizada el beneplácito del banco. En la mayoría de los casos el valor de la vivienda financiado suele ser inferior al 80%. Tal y como está capacidad financiadora de los bancos, el director de negocio de Bankimia afirma que es preferible que este porcentaje no supere el 50%: “básicamente, se les va a solicitar que aporten bastantes ahorros para que el porcentaje de financiación sea lo más bajo posible”. De hecho, si lo pueden comprar al contado, sin pagar hipoteca, sería mucho mejor y se ahorrarían mucho en intereses.

En cuanto a los tipos de interés, no suele encontrarse ninguna particularidad respecto al resto de créditos concedidos para viviendas. No obstante, en cuanto a los productos vinculados, dependiendo de la edad el contratante se ahorrará el seguro de vida, ya que éste solo cubre hasta una edad límite de 65 años. “Si el contratante es mayor de 65 años, las compañías de seguros no lo aseguran”, afirma Javaloyes. No obstante, en algunos casos se suele suplir con un seguro de amortización que cubre hasta los 70.

Bien avaladas por jóvenes solventes

Antes de la recesión si se tenía una probada capacidad adquisitiva, los bancos u otras entidades de crédito concedían hasta a cualquier edad una hipoteca, siempre que estuvieran avalados por personas más jóvenes y que demostradamente fueran solventes. No obstante, Fernández afirma que hoy en día los bancos son muy restrictivos en el crédito: “A personas de avanzada de edad, por mucha capacidad adquisitiva que tengan, les solicitan el aval o añadir como titulares a personas más jóvenes, generalmente hijos, que también tengan una buena situación económica”.

Una buena fórmula que solía aplicarse durante los años dorados del ladrillo era vender su vivienda actual para pagar la posterior. No obstante, actualmente el panorama inmobiliario ha cambiado totalmente. Vender una vivienda en la actualidad no es nada fácil, porque principalmente el acceso a la financiación está altamente restringido. No obstante, poner la casa actual en alquiler para obtener rentabilidad no es una opción nada descartable. El alquiler está en una fase de crecimiento y cada vez más personas buscan vivir de alquiler. “Antes de vender la actual, la pueden alquilar, sacando de ello una renta mensual, y se pueden plantear su venta cuando la situación del mercado inmobiliario sea algo mejor”, explican desde Bankimia.

La tercera edad ya es un segmento de población más activo de lo que parece y más en la actualidad cuando parece que son la franja de edad con ingresos más seguros y consolidados. La búsqueda de un buen producto hipotecario a través de los comparadores hipotecarios online, un aval de personas jóvenes y solventes, el conocimiento de todas las condiciones de la hipoteca y un buen asesoramiento, pueden hacer perfectamente posible la obtención de una hipoteca por parte de los mayores.

Artículo completo en Pisos.com

Todas las noticias sobre la banca española cada día en tu email

Esta entrada fue publicada en Hipotecas, Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Los comentarios están cerrados.

Bankimia.com no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@bankimia.com