Seguro de hogar: obligatorio y recomendable

Hay diferentes seguros de hogar y sólo uno es obligatorio, en base a la normativa hipotecaria, el seguro de incendios. El resto son opcionales y se diferencian en el hecho de que cubren los daños causados en la estructura de la vivienda (continente) ante más sucesos y el contenido de ésta.

La Real Academia Española define seguro como:

“Contrato por el que alguien se obliga mediante el cobro de una prima a indemnizar el daño producido a otra persona, o a satisfacerle un capital, una renta u otras prestaciones convenidas”.

El seguro de hogar es un contrato que asegura una vivienda, cubriendo los daños causados al inmueble o a los bienes que se encuentran en él como consecuencia de varios riesgos.

Con este seguro se puede asegurar tanto los elementos fijos de la vivienda o continente como su contenido.

El continente determina el valor de la estructura del inmueble (techo, suelo, paredes y demás elementos estructurales); su valor debería corresponder con el coste de reconstrucción del inmueble.

El contenido hace referencia a todos los accesorios situados dentro de la vivienda (muebles y enseres), el valor puede variar según determine el asegurado. El valor asegurado determinará el coste máximo que asumirá la aseguradora.

La prima de cualquiera de los seguros de hogar que se contrate variará según el valor de la vivienda y del contenido asegurado, según los riesgos y servicios contratados y según la compañía aseguradora.

Tipos de seguros de hogar

Los tipos básicos de seguros de hogar son el seguro básico de incendios, el multi-riesgo y el todo riesgo.

  • Seguro de incendios

Es el más básico; sólo cubre los daños causados por un incendio, rayo o explosión.

Es el único que es obligatorio por ley cuando se firma una hipoteca sobre una finca y debe mantenerse durante toda la vida del préstamo hipotecario.

La ley no indica con quien contratarlo ni quien debe contratarlo, de forma que no es obligatorio contratar el seguro de incendios con la entidad que firma la hipoteca, aunque de facto muchas nos obligan a contratarlo con ellas, a riesgo de que no nos concedan la hipoteca.

Cosa diferente son las escrituras de préstamo hipotecario en las que consta una bonificación del tipo de interés según los productos contratados. Es perfectamente legal que nos bonifiquen el diferencial si contratamos diferentes seguros.

Se contrata por el valor de la vivienda a efectos de seguro, según la tasación (se descuenta el valor del suelo, ya que nunca se destruye). El primer beneficiario es el banco o caja de ahorros que ha concedido el préstamo hipotecario, ya que en caso de incendio se perdería el valor del inmueble y perderían la garantía hipotecaría.

  • Seguro multi-riesgo

Permite la cobertura de forma conjunta de todos los riesgos existentes que se deseen cubrir. Se unifican las primas en una y normalmente el precio es más reducido que si se contratasen individualmente.

No es obligatorio contratarlo, pero si recomendable.

  • Seguro todo riesgo

Es el seguro de hogar que cubre todos los riesgos existentes en una vivienda excepto los que se indiquen expresamente en la póliza.

La prima a pagar es un gasto mensual (o anual) a tener en cuenta cuando se hacen los números para contratar una hipoteca, ya que no basta con calcular la cuota hipotecaria para estimar el coste total, los demás gastos en seguros, tributos y mantenimiento forman parte de éste. Es un seguro obligatorio (el seguro de incendios) y recomendable y su coste debe ser visto como una inversión más que como un gasto.

Imagen |nestor galina

Todas las noticias sobre la banca española cada día en tu email

Esta entrada fue publicada en Artículos y guías, Hipotecas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Entradas relacionadas

Los comentarios están cerrados.

Bankimia.com no se responsabiliza de los comentarios que se publican.
No introduzcas datos personales o identificativos, tu comentario será público. Si cometes un error, o quieres un comentario envíanos un email a contacto@bankimia.com