Bankimia Noticias: todo sobre bancos y sus productos

Preguntas y respuestas: consultorio gratuito

Más de 1.000.000 de usuarios ya confían en el comparador bancario líder en España

¿Has olvidado contraseña?
Entrar con Facebook

_______________ O _______________

Regístrate en Bankimia

Regístrate en menos de 1 minuto, es gratis.

Conoce las cuentas para jóvenes entre 14 y 30 años que ofrecen los bancos y cajas en España. Compara online sus intereses y condiciones y abre la mejor cuenta joven sin comisiones.

0 cuentas encontradas, ordenadas por:
Filtrar resultados
Remuneración Tarjetas / Comisión

No se han encontrado cuentas con tus criterios.

Quizá te pueden interesar estas otras cuentas:

Guarda esta búsqueda y recibe alertas de las mejores cuentas

Bankimia Noticias: toda la actualidad sobre banca y su oferta de productos

Últimas noticias

Ayuda sobre Cuentas joven (julio de 2015)

¿Tienes dudas? Aquí las resolvemosHacer una pregunta ¡Ya hemos respondido 62386 preguntas!

Últimos usuarios en responder
  1. Federico Federico - Abogado 16 respuestas | 24 0
  2. Gregorio Gregorio - Analista financiero 726 respuestas | 927 132
  3. Carlos A. Carlos A. - Presidente del Grupo Retiro 16 respuestas | 14 2
¿Tienes dudas? Aquí las resolvemosHacer una pregunta ¡Ya hemos respondido 62386 preguntas!

La principal ventaja de estas cuentas está en que no suelen cobrar comisiones de ningún tipo y ofrecen servicios y descuentos de una gran variedad de productos y actividades relacionadas con el ocio y la formación como: viajes, restaurantes, cines, cursos de formación, etc.

Se pueden abrir generalmente entre los 14 y los 30 años, pero en algunos casos no permiten abrir la cuenta hasta los 18 y en otros la edad máxima se sitúa en los 26 años. Depende de cada entidad.

Al superar la edad máxima, la cuenta pasa a ser una cuenta corriente normal con unas condiciones que las aplicará el banco en función de tu situación: saldo medio en cuenta, ingresos periódicos...

Para abrir una cuenta joven, además de tener la edad que exige la entidad, necesitarás también:

  • Nombre y apellidos.
  • DNI.
  • Dirección.
  • Teléfono de contacto.
  • Dirección de correo electrónico.
  • Declaración de actividad económica (la propia entidad aportará la documentación, que el solicitante sólo tendrá que firmar).
  • Justificante de ingresos o actividad económica (fotocopia u original de la nómina, autónomos...)

Después, dependerá del tipo de cuenta y de las tarjetas que quieras tener asociadas... que te exigirán más cosas.

Por ejemplo, si eres menor de edad necesitarás entregar además de tu DNI, el de uno de tus padres y/o tutores. O si deseas obtener un regalo por tu nómina deberás domiciliar la nómina, cumplir los requisitos de vinculación que te exijan y, en la mayoría de los casos, mantener una permanencia en la entidad.

Dependerá de cada caso, te recomendamos que utilices el comparador de cuentas para jóvenes para ver cuál es la mejor para ti en función de tus necesidades: si necesitas domiciliar la nómina, recibos, si quieres regalos, etc.

Generalmente las cuentas jóvenes suelen estar exentas de comisiones de mantenimiento y administación. La comisión de mantenimiento se paga por la custodia del dinero, el derecho a ordenar cargos y abonos, el mantenimiento de registros contables, la emisión de documentos como extractos, recibos y liquidaciones así como por el servicio de caja.

La comisión de administración responde a los gastos generados por los adeudos de recibos, movimientos y apuntes contables de transferencias etc. Y asociada a esta, una comisión por los servicios de transferencias o abonos y adeudos de cheques.

Es frecuente que establezcan las tarifas por comisión de descubierto en cuenta, unido a otra comisión, la comisión de impagados o de reclamación de posición deudora. Puede surgir una comisión de impago de préstamos contratados con ese banco a causa de no tener saldo en cuenta suficiente, la cual estará reflejada en la póliza de préstamo.

Una cuenta bancaria también puede tener definida una comisión por ingresos o retirada de efectivo en oficinas distintas de donde este domiciliada la cuenta. Así ocurre con las operaciones SICA todavía en vigor, de las antiguas cajas confederadas.

Y por último las cuentas bancarias pueden soportar también comisiones por emisión de certificados de titularidad o saldos, por gastos de correo por el envío de comunicaciones (documentos, extractos, liquidaciones). También por la propia cancelación de la cuenta o la comisión por cancelación anticipada en contratos de cuenta de depósito a plazo, restando o limitando la rentabilidad contratada para el caso de mantenimiento del saldo contratado hasta el vencimiento.

Todos estos gastos repercutidos al cliente suelen servir básicamente para compensar los servicios que presta el banco, de forma que le sirvan para cubrir sus gastos de estructura. Es importante que compares las comisiones de cuentas joven de los diversos bancos junto con los servicios que le prestan a cambio en defensa de sus intereses particulares.

Si tu cuenta se queda en números rojos por haber efectuado algún cobro o intentado disponer del dinero sin tener saldo disponible, la entidad bancaria te aplicará una comisión por descubierto. Esta comisión se aplica sobre el mayor saldo negativo que ha tenido la cuenta.

La TAE por descubierto no puede superar 2,5 veces el interés legal del dinero (por ejemplo en el 2013 en interés legal es del 4,00% así que el límite es del 4,00 x 2,5= 10% TAE por descubierto).

Además de la comisión por descubierto, la entidad bancaria cobrará la reclamación por posición deudora que normalmente son unos 30 euros.

Cada cuenta bancaria tiene tres códigos distintos:

  • Código de Cuenta del Cliente (CCC), utilizada en las transferencias nacionales. Este código agrupa 20 dígitos compuestos por:
    • 4 números que indican la caja o banco.
    • 4 números que indican la sucursal donde se abrió la cuenta.
    • 2 dígitos de control, éstos permiten confirmar si el número de cuenta es correcto porque se calculan matemáticamente en función del código del banco, de la sucursal y del número de cuenta.
    • 10 dígitos que indican el número de cuenta en la entidad y oficina.
  • Código Internacional de Cuenta Bancaria (IBAN): utilizada fundamentalmente en operaciones entre cuentas de la Unión Europea.
    • 2 dígitos del código del país de la cuenta (ES en el caso de las cuentas de España).
    • 2 dígitos de control.
    • Hasta 30 dígitos dependiendo del país que corresponden al número de cuenta bancaria. En el caso de España serían los 20 números del Código de Cuenta del Cliente (CCC).
  • Código internacional o de identificación bancaria (BIC o SWIFT) se utiliza a nivel mundial para identificar una entidad bancaria y sus oficinas. En el caso de transferencia internacional será necesario conocer el código IBAN y el BIC.
    • 4 caracteres que indican el código del banco.
    • 2 caracteres que indican el código ISO del país.
    • 2 caracteres que indican la localidad.
    • 3 caracteres que indican la sucursal. Es posible que estos tres caracteres no aparezcan, en ese caso la transferencia se dirigirá a la oficina principal de la localidad.

A nivel legal, la entidad en la que ingresas tu dinero se obliga a proteger, custodiar tu dinero y poner los medios necesarios para evitar los fraudes mediante identidad falsa. De ahí que las entidades se esfuercen en tener adecuadamente cumplimentadas las fichas de cliente con DNI digitalizados y firmas autorizadas registradas. Es su responsabilidad.

En el ámbito económico y frente al riesgo de quiebra de los bancos, el dinero depositado en cuentas a la vista y a plazo o depósitos, en España queda garantizado por el Fondo de Garantía de Depósitos, siempre que el banco este adscrito al mismo, hasta la cantidad de 100 mil euros por titular.

Los bancos extranjeros acostumbran a estar adheridas al fondo de garantía de su país de origen, por ejemplo Banco Espírito Santo al de Portugal, ING Direct al de Holanda o Deutsche Bank al de Alemania.

Por otro lado, al activar el servicio de banca electrónica para el acceso online a tus cuentas a través de Internet, te expones a que te puedan robar los datos bancarios. Son los conocidos phishing, los ataques a los que como usuario te expones, que tratarán de hacerse con tus datos de acceso, usuario, contraseña o password y firma electrónica.

Por eso las entidades se esfuerzan en mejorar la seguridad en el acceso a la banca electrónica para proteger al usuario, siendo cada día más común que todas las webs de banca, además de moverse en entornos de navegación seguros HTTPS para la protección de los usuarios, requieran además de la firma electrónica, una clave determinada o posición de la tarjeta de coordenadas personal del usuario para banca electrónica, más una ulterior clave que te envía el banco mediante sms al número de móvil particular cedido para contacto por el cliente como condiciones necesarias para tramitar transferencias online. Así, salvo que cometas alguna imprudencia facilitando tus datos a terceros, las entidades suelen actuar de forma muy eficaz ante este tipo de fraudes.

Por tanto, debes ser muy prudente y no ceder tus datos de acceso al portal de banca electrónica a nadie, nunca, ya que los estafadores o hackers bancarios suelen intentar engañar a los usuarios de banca online a través del envío de emails con enlaces a webs virtuales que simulan ser la de tu banco para que accedas y clonar tus datos bancarios electrónicos. También se hacen pasar por tu banco solicitando tus claves para un fin que intentan simular como lícito cuando en realidad es una estafa o fraude, tanto por Internet o con e-mails, como por medio del envío de mensajes al móvil solicitando tu respuesta o realizando llamadas telefónicas. Al robar tus datos accederán a la posibilidad de tratar de robar tu dinero.

Si crees que han robado tus datos por referencia de la última conexión realizada o si ya no puedes acceder a tu posición en el banco con tus claves de acceso, ponte en contacto con tu banco para que traten de averiguar y rastrear quién realizo el robo en colaboración con la policía cibernética y procedan a restaurar tu usuario con una nueva contraseña, de forma que puedas poner asimismo una nueva firma electrónica. Asimismo es importante que cada cierto tiempo modifiques tu contraseña de acceso. Y en caso de que te hayan robado dinero, solicita el bloqueo de tus cuentas.

Los miles de estudiantes universitarios que cada año van a diferentes países de Europa con una beca Erasmus suelen preguntarse lo mismo, y muchas veces la respuesta varía según las exigencias de los bancos de cada país. No obstante, los trámites suelen tener varios elementos en común en todos los países del mundo.

Seas un joven estudiante o no, si acudes físicamente para abrir una cuenta en Estados Unidos, Inglaterra, Irlanda, Francia o Alemania por ejemplo, te harán un exhaustivo cuestionario sobre el propósito de la apertura de la cuenta que incorporarán a sus bases de datos. Naturalmente te pedirán el pasaporte y en ocasiones una copia legalizada de tu DNI o del propio pasaporte, siguiendo el procedimiento de legalización única o Apostilla de la Haya.

También suele ser habitual que te pidan una copia de un recibo domiciliado de tu país de origen u otro documento que acredite tu dirección a efectos de comunicaciones y domicilio fiscal.

Las aperturas online o a distancia no son tan sencillas, tienes que cumplimentar un formulario para abrir la cuenta y muchos bancos ni siquiera lo permiten u ofrecen un servicio con bastantes limitaciones transaccionales.

Últimas noticias sobre Cuentas joven
Ver Bankimia Notícias